SALAMANDRA » Una especie anfibia de colores llamativos

La salamandra es un animal anfibio, el cual tiene un parecido al lagarto, pero que no se encuentran relacionados dentro de la misma familia. Se caracteriza por tener la piel húmeda, suave, puede vivir en el agua y en el ecosistema terrestre. Esta especie tiene fama por su capacidad de regenerar las extremidades y la cola. Además, tienen colores muy brillantes y un lindo aspecto, que hacen que las salamandras sean tomadas como mascotas.

Salamandra-hábitat

¿Dónde viven las salamandras?

Las salamandras se distinguen por ser animales que viven en áreas boscosas, laderas sombrías, muy cerca de las riberas de ríos o cursos de agua, así como, huertas, pinares, pastizales. Las salamandras no viven en ambientes o terrenos secos, generalmente optan por lugares donde exista mucha humedad y líquenes.

Este animal ovíparo suele esconderse durante el día, para ello busca troncos caídos, agujeros, lugares con maleza o bajo algunas piedras. Por tratarse de una especie que tiene por hábitat zonas boscosas, se ve perjudicada debido a la tala de los bosques que destruyen muchos de los lugares donde vive esta especie.

Salamandra-características

¿Cuáles son los rasgos que caracterizan a las salamandras?

Las salamandras son especies anfibias y de urodelos, que se distinguen por su piel con llamativos colores. Asimismo, presenta las siguientes características que la diferencia de un lagarto:

Peso y tamaño

El peso de una salamandra varía de acuerdo a su especie, pero en su etapa adulta suele pesar aproximadamente unos 19 gramos. La salamandra puede llegar a medir entre 12 a 23 centímetros incluyendo su cola. Sin embargo, existe una especie de este anfibio que originario de China que puede llegar a pesar 64 kilogramos y a tener el tamaño de un cocodrilo.

Cuerpo

El cuerpo de la salamandra tiene un aspecto robusto, con una cabeza algo aplanada, además, un poco ancha y larga. En su cabeza se pueden apreciar las glándulas parótidas que son unos abultamientos grandes. Posee patas gruesas y cortas con dedos deprimidos, además de una cola que no sobrepasa el tamaño de su cuerpo y cabeza juntos.

Piel

La salamandra tiene una piel lisa y brillante tanto en la espalda como en los costados, la cual es de color negro con algunas manchas irregulares de color amarillo. La coloración de la salamandra puede variar de acuerdo a su ubicación geográfica o especie, ya que algunas no tiene las manchas de color amarillo y otras en donde las franjas en áreas como el vientre y la garganta son un poco escasas.

Comportamiento

En los días lluviosos, la salamandra salé de su escondite para buscar alimento, en su etapa adulta suele ser un animal terrestre, sin embargo, necesita de los ecosistemas acuáticos para reproducirse. Esta especie de anfibio es un excelente nadador y cuando se encuentra en hibernación, suele alojarse debajo de piedras, en el tronco de un árbol o en una cueva.

Salamandra-reproducción

¿Cómo es el proceso de reproducción de las salamandras?

La reproducción de las salamandras es ovípara y suele ocurrir durante el otoño, ya que entran en celo. Durante la noche ocurre el apareamiento, donde el macho se coloca encima de la hembra y se desliza hacia la parte de abajo hasta lograr rozar el hocico con la garganta de la hembra y así poder fecundar.

Cuando ya es la época de dar a luz, lo cual depende de la zona y puede ocurrir entre diciembre a febrero, la salamandra puede poner alrededor de 86 larvas. Sin embargo, suelen poner unas 40 larvas, que viene dentro de una membrana. La hembra se encarga de depositar a sus crías en charcos, pastizales encharcados o regatos, en los cuales se puede apreciar su cabeza ancha y sus 4 patas.

Al nacer el color de las salamandras es grisáceo y presenta manchas pardas con reflejos metálicos, mientras que el vientre es de color blanquecino. Luego, que se van desarrollando las manchas tienen una tonalidad más oscura, las manchas blancas en las patas al pasar por el proceso de metamorfosis se vuelven amarillas.

Las larvas luego de pasado unos 4 meses, dejan de tener branquias y aparecen las mancha de color amarillo. Finalmente, a los 5 meses termina el proceso de metamorfosis, lo cual hace que abandonen el agua y empiecen a vivir en un hábitat terrestre.

Salamandra-alimentación

¿Cuál es la alimentación de las salamandras?

Las salamandras son animales nocturnos, sobretodo en la etapa adulta, es decir, tienen más actividad al anochecer y durante el día cuando está lluvioso. Ya que durante verano la salamandra tiene un periodo de inactividad. Este animal se desplaza en área aproximadamente de 20 metros.

Se alimenta principalmente de animales muy pequeños, con tamaños de entre 4 a 20 milímetros, los cuales pueden ser insectos pertenecientes a los coleópteros, artrópodos, lombrices de tierras, gusanos, caracoles, arácnidos, gasterópodos, quilópodos y oligoquetos.

Salamandra-depredadores

¿Cuáles son los animales depredadores de las salamandras?

Esta especie se desplaza con bastante lentitud durante el día, por lo que puede ser capturada por algunos animales, sin embargo, como mecanismo de defensa la piel de la salamandra emana un líquido de color blanco, algo espeso que puede causar intoxicación.

Algunos animales que se pueden alimentar de las salamandras cuando se encuentran en la etapa larvaria son: la culebra de agua, la culebra de collar, la nutria, las víboras, el turón, la culebra viperina, algunas aves y otros tipos de anfibios. En estado adulto es difícil que tengan depredadores naturales, sin embargo, pueden ser cazadas por zorros, el jabalí y aves rapaces.

Salamandra-curiosidades

Datos curioso que debes conocer sobre las salamandras

  • El tipo de salamandra común, no solo sus manchas pueden ser de color amarillo, también, pueden ser de color rojizo o anaranjadas.
  • Las salamandras hembras suelen tener un mayor tamaño que los machos de esta especie.
  • Los brillantes colores sirven para advertirles a los depredadores que su piel es venenosa.
  • Es considerado el anfibio más conocido en toda Europa.