PINGÜINOS » Su reproducción como animales ovíparos

Una de las características que más resaltan de los pingüinos es su proceso de su reproducción, de la cual hablaremos en este artículo.

Los pingüinos pueden madurar y reproducirse cuando alcanzan una edad de entre cuatro a ocho años.

Normalmente, las especies de menor tamaño de estos animales maduran mucho más rápido que las especies grandes, pero los más pequeños también suelen tener mucho menos tiempo de vida.

Reproducción de los pinguinos

Diferentes especies se aparean con una única pareja todos los años, lo que resulta como una especie única y que las diferencia del resto de especies conocidas en el planeta.

Los pingüinos son animales ovíparos, que nacen a través de un huevo. Estos tienen la capacidad de encontrar a su pareja entre miles y miles de pingüinos en el momento de apareamiento.

A pesar de que la mayoría posee una temporada específica para ello, ciertas especies pueden aparearse en cualquier día del año.

El cortejo de los pingüinos

El cortejo de estas aves suele comenzar con alguna especie de llamada o comunicación entre ellos.

Estas especies se pueden agredir cuando compiten por el derecho a la reproducción.

Los machos intentan llamar la atención de estas acicalándose ellos mismos, armando nidos llamativos y mediante la comunicación mencionada anteriormente.

De esta manera, las hembras deciden quién será su pareja.

El cuidado de los huevos de los pingüinos

Los pingüinos ponen huevos, cada una de las especies lo hacen después de que se lleva a cabo la concepción.

Son capaces de colocar hasta tres huevos por vez.

El tamaño de estos varía también de acuerdo a la especie de pingüino.

Los huevos son incubados durante un tiempo que suele variar entre los veinticinco y cuarenta y cinco días, de acuerdo, una vez más, a su especie.

Los pingüinos también se caracterizan por ser una especie donde ambos, tanto macho como hembra, cuidan de los huevos hasta que estos maduran.

pingüinos

En algunas especies, como es el caso del pingüino emperador, es el macho el que se encarga de la incubación y la hembra vuelve en el momento exacto en el que el huevo va a eclosionar.

Algunos huevos quedan a la deriva cuando la pareja no vuelve o quizá cuando debe dejarlo ya que le es inadmisible aguantar hambre.

Durante ese periodo, los huevos están vulnerables al ataque de algún depredador.

Nacimiento de los pingüinos

Cuando los pequeños pingüinos nacen están desnudos, con muy pocas plumas y poca grasa, por lo que deben ser protegidos del sol o el frío por los padres.

Los padres los alimentan con comida que ya han consumido, de manera parcial hasta que estos son capaces de cazar su propio alimento.

Estos suelen dejar el nido a distintas edades, dependiendo de la especie

Durante la mayor parte del tiempo, todo se limita a la supervivencia del más capacitado.

Eso quiere decir que, a pesar de tener más de un huevo, solamente uno de los hijos sobrevivirá.

Los padres se encargan de mantenernos alimentados y con más cuidado para que tenga posibilidad de sobrevivir.

A pesar de todo esto, los pingüinos suelen ser excelentes padres y ofrecen un gran cuidado y mucha atención, además que harán todo lo posible para mantenerlos vivos.

En varias especies de estas aves, la falta de comida y las amenazas que existen en su ambiente llevan a que el proceso de reproducción se detenga.

El mismo será retomado cuando el peligro cese o los alimentos vuelvan a ser abundantes.

Debido a ello, el número de pingüinos existentes en una zona se ve reducido en gran medida.

Es por dicha razón que las organizaciones protectoras del medio ambiente se enfocan en cuidar su entorno.